Riesgos relacionados con la ergonomía

Puestos con pantallas de visualización

PANTALLAS DE VISUALIZACIÓN DE DATOS (PVD)

NORMATIVA Y LEGISLACIÓN

Las normativa relativa a PVD está recogida en El Real Decreto 488/1997 de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo que incluye pantallas de visualización, y encomienda al Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo la elaboración y el mantenimiento actualizado de una Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la utilización de equipos que incluyan pantallas de visualización.

A continuación hacemos un breve resumen de tales documentos.

INTRODUCCIÓN

El término “pantalla de visualización” se refiere a cualquier pantalla alfanumérica o gráfica, es decir, capaz de representar texto, números o gráficos, independientemente del método de presentación utilizado.

Las pantallas más habituales en el ámbito laboral son las que forman parte de un equipo informático.

En el sector docente su uso es habitual entre el personal de administración.

Los principales riesgos asociados a la utilización de estos equipos de trabajo son:

  • Trastornos musculoesqueléticos.
  • Problemas visuales.
  • Fatiga mental.

La probabilidad de experimentar tales trastornos está relacionada directamente:

  • Con la frecuencia y duración de los períodos de trabajo ante la pantalla.
  • Intensidad y grado de atención requeridos por la tarea.
  • Posibilidad de que el operador pueda seguir su propio ritmo de trabajo o efectuar pausas.

 

Clasificación de los trabajadores respecto a las PVD.

  • Trabajadores usuarios de equipos con pantalla de visualización :
    • Si superan las 4 horas diarias de trabajo enfrente de PVD.
    • O si superan 20 horas semanales de trabajo efectivo con dichos equipos.
  • Los que pueden considerarse excluidos de la consideración de “trabajadores” usuarios:
    • Si su trabajo efectivo con PVD es inferior a 2 horas diarias.
    • O si su trabajo efectivo con PVD es inferior a 10 horas semanales.
  • Los que, con ciertas condiciones, podrían ser considerados “trabajadores” usuarios; Si realizan:
    • Entre 2 y 4 horas diarias
    • o de 10 a 20 horas semanales de trabajo efectivo con estos equipos.

Obligaciones generales del empresario.

El empresario, o las distintas Administraciones Públicas respecto al personal a su servicio, adoptarán las medidas necesarias para que la utilización por los trabajadores de equipos con pantallas de visualización no suponga riesgos para su seguridad o salud o, si ello no fuera posible, para que tales riesgos se reduzcan al mínimo.

  • Evaluar los riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores, teniendo en cuenta en particular los posibles riesgos para la vista y los problemas físicos y de carga mental.
  • La evaluación se realizará tomando en consideración las características propias del puesto de trabajo y las exigencias de la tarea y entre éstas, especialmente, las siguientes:
    • El tiempo promedio de utilización diaria del equipo.
    • El tiempo máximo de atención continua a la pantalla.
    • El grado de atención que exija dicha tarea.

 

  • Si la evaluación pone de manifiesto que la utilización por los trabajadores de equipos con pantallas de visualización supone o puede suponer un riesgo para su seguridad o salud: El empresario adoptará las medidas técnicas u organizativas necesarias para eliminar o reducir el riesgo al mínimo posible.
      • Reduciendo la duración máxima del trabajo continuado en pantalla;
      • Organizando la actividad diaria de forma que esta tarea se alterne con otras;
      • Estableciendo las pausas necesarias.
  • En los Convenios Colectivos podrá acordarse la periodicidad, duración y condiciones de organización de los cambios de actividad y pausas a que se refiere el apartado anterior.

 

 

VERIFICACIÓN DE LOS REQUISITOS DE DISEÑO Y ACONDICIONAMIENTO ERGONÓMICO

Están recogidos en El Real Decreto 488/1997 de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo que incluye pantallas de visualización, y desarrollados en la Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la utilización de equipos que incluyan pantallas de visualización, realizada por el INSHT.

Debe comprender los 5 elementos que integran el puesto de trabajo equipado con pantalla de visualización:

  1. Diseño del puesto
  2. Elementos del puesto
  3. El medio ambiente físico
  4. Relación ordenador-persona
  5. La organización del trabajo

 

1. DISEÑO DEL PUESTO

El puesto de trabajo deberá tener una dimensión suficiente y estar acondicionado de manera que permita los movimientos y favorezca los cambios de postura.

  • Es conveniente dejar libre el perímetro de la mesa para aprovechar bien la superficie de trabajo y permitir la movilidad del trabajador.
  • Detrás de la mesa debe quedar un espacio de al menos 115 cm .
  • La superficie libre detrás de la mesa (para moverse con la silla) debe ser de al menos 2 Metros cuadrados .
  • Ruido: deberá tenerse en cuenta al diseñar los locales de trabajo, en especial para que no se perturbe la atención ni la inteligibilidad de la palabra.
  • Emisiones: toda radiación, excepción hecha de la parte visible del espectro electromagnético, deberá reducirse a niveles insignificantes.

 

2. ELEMENTOS DEL PUESTO

2.1. Pantalla.

  • Caracteres e imagen de la pantalla con un determinado tamaño y sin fenómenos de destellos, centelleos u otras formas de inestabilidad.
  • De luminosidad y el contraste entre los caracteres ajustables. La pantalla no deberá tener reflejos ni reverberaciones que puedan molestar al usuario.
  • La pantalla deberá ser orientable e inclinable a voluntad.
  • Respecto a la colocación de la pantalla:
      • Situarla a una distancia superior a 40 Cm .
      • A una altura tal que pueda ser visualizada dentro del espacio comprendido entre la línea de visión horizontal y la trazada a 60º bajo la horizontal. Así se evita posiciones forzadas del cuello. (Ver Fig.)

2.2. Teclado.

  • Deberá ser inclinable e independiente de la pantalla para permitir que el trabajador adopte una postura cómoda que no provoque cansancio en los brazos o las manos.
  • Tendrá que haber espacio suficiente delante del teclado para que el usuario pueda apoyar en la mesa brazos y manos. De esta forma se evita fatiga y otras lesiones posturales.
  • La superficie del teclado deberá ser mate para evitar los reflejos.
  • La disposición del teclado y las características de las teclas deberán tender a facilitar su utilización.
  • Los símbolos de las teclas deberán resaltar suficientemente y ser legibles desde la posición normal de trabajo.

2.3. Mesa o superficie de trabajo.

  • Poco reflectantes.
  • Tener dimensiones suficientes.
  • Permitir una colocación flexible de la pantalla, del teclado, de los documentos y del material accesorio.
  • El espacio deberá ser suficiente para permitir a los trabajadores una posición cómoda.

2.4. Asiento de trabajo .

  • Estable, proporcionando al usuario libertad de movimiento y procurándole una postura confortable.
  • La altura del mismo deberá ser regulable.
  • El respaldo deberá ser reclinable y su altura ajustable, recomendable con una suave prominencia para dar apoyo a la zona lumbar.
  • Se pondrá un reposapiés a disposición de quienes lo deseen.
  • Es recomendable aunque no obligatorio:
    • Profundidad del asiento regulable, de tal forma que el usuario pueda utilizar el respaldo sin que el borde del asiento le presione las piernas.
    • Se recomienda la utilización de sillas dotadas de 5 apoyos para el suelo.
    • También deberían incluir ruedas, especialmente cuando se trabaje sobre superficies muy amplias. El reposapiés se hace necesario en los casos donde no se puede regular la altura de la mesa y la altura del asiento no permite al usuario descansar sus pies en el suelo.


3. MEDIO AMBIENTE FÍSICO

3.1. Iluminación.

  • La iluminación general y la iluminación especial (lámparas de trabajo), cuando sea necesaria, deberán garantizar unos niveles adecuados de iluminación y unas relaciones adecuadas de luminancias entre la pantalla y su entorno.
  • Deberán evitarse los deslumbramientos y los reflejos molestos en la pantalla u otras partes del equipo.
  • Reflejos y deslumbramientos.

Los puestos de trabajo deberán instalarse de tal forma que las fuentes de luz no provoquen deslumbramiento directo ni produzcan reflejos molestos en la pantalla que:

  • Afectan a la vista.
  • Provocan posiciones forzadas.
  • Las ventanas deberán ir equipadas con un dispositivo de cobertura adecuado y regulable para atenuar la luz del día que ilumine el puesto de trabajo.

3.2. Ruido.

  • El ruido producido por los equipos instalados en el puesto de trabajo deberá tenerse en cuenta al diseñar el mismo, en especial para que no se perturbe la atención ni la palabra.

3.3. Calor.

  • Los equipos instalados en el puesto de trabajo no deberán producir un calor adicional que pueda ocasionar molestias a los trabajadores.

3.4. Emisiones.

  • Toda radiación, excepción hecha de la parte visible del espectro electromagnético, deberá reducirse a niveles insignificantes desde el punto de vista de la protección de la seguridad y de la salud de los trabajadores.

3.5. Humedad.

  • Deberá crearse y mantenerse una humedad aceptable.

 

4. RELACIÓN ORDENADOR-PERSONA

Para la elaboración, la elección, la compra y la modificación de programas, así como para la definición de las tareas que requieran pantallas de visualización, se tendrá en cuenta los siguientes factores:

  • El programa habrá de estar adaptado a la tarea que deba realizarse.
  • El programa habrá de ser fácil de utilizar y deberá, en su caso, poder adaptarse al nivel de conocimientos y de experiencia del usuario; no deberá utilizarse ningún dispositivo cuantitativo o cualitativo de control sin que los trabajadores hayan sido informados y previa consulta con sus representantes.

 

5. ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO

Existe toda una serie de medidas organizativas, a realizar desde la dirección de las empresas que evitan o miniminizan los riesgos de los trabajadores usuarios de PVD:

  • Las dirigidas a garantizar que todos los elementos materiales constitutivos del puesto satisfagan los requisitos de diseño ergonómico (equipamiento, programas de ordenador, condiciones ambientales, etc.).
  • Las dirigidas a garantizar la formación e información de los trabajadores usuarios de PVD.
  • Las dirigidas a garantizar formas correctas de organización del trabajo, dado que los principales riesgos del trabajo prolongado ante la pantalla están muy ligados al diseño de las tareas y la organización del trabajo:
    • Un margen de autonomía suficiente para poder seguir su propio ritmo de trabajo y hacer pequeñas pausas discrecionales para prevenir las fatigas física, visual y mental.
    • Alternar el trabajo ante la pantalla con otras tareas que demanden menores esfuerzos visuales o musculoesqueléticos, con el fin de prevenir la fatiga.

Por ejemplo, un trabajador encargado de introducir datos en el ordenador podría alternar esta tarea con otras actividades de oficina, tales como la atención al cliente, el archivo de impresos, la utilización del teléfono, etc.

    • Respecto a las pausas, de forma general:
      • Antes de que sobrevenga la fatiga.
      • El tiempo de las pausas no debe ser recuperado aumentando, por ejemplo, el ritmo de trabajo durante los períodos de actividad.
      • Resultan más eficaces las pausas cortas y frecuentes que las pausas largas y escasas.
      • Deben permitir al trabajador relajar la vista (por ejemplo, mirando algunas escenas lejanas), cambiar de postura, dar algunos pasos, etc.
      • A título orientativo , lo más habitual sería establecer pausas de unos 10 ó 15 minutos por cada 90 minutos de trabajo con la pantalla.

 

RECOMENDACIONES Y MEDIDAS PREVENTIVAS ASOCIADAS A UN PUESTO CON PANTALLAS DE VISUALIZACIÓN DE DATOS

Sillas

Una silla que cumpla todos los requisitos de seguridad puede resultar incómoda si no está bien ajustada a las características del trabajador y de la tarea que se realiza. El trabajador debe conocer cómo usar de forma correcta las regulaciones de su silla.

  • Altura del asiento
    • Apoye firmemente zona lumbar de la espalda en el respaldo.
    • Acerque su silla a la mesa y ajuste la altura del asiento hasta que los brazos le queden a una altura cómoda para trabajar (debe poder apoyar los codos más o menos a altura de 90º).
    • Debe poder apoyar los pies firmemente en el suelo, quedando las piernas paralelas a la horizontal.
      • Si la silla está muy alta, notara presión del borde delantero del asiento sobre las corvas o los muslos, produciéndose dificultad circulatoria en las piernas. En este caso solicite un reposapiés.
      • Si la silla está en un plano más bajo del normal, le obligará a tener las piernas levantadas, produciéndose fatiga muscular.
  • Altura del respaldo e Inclinación del respaldo
    • Consulte las instrucciones de su silla y compruebe que una vez efectuado el ajuste su apoyo lumbar resulta cómodo y efectivo. A veces una inclinación hacia delante del respaldo favorece una fuerza en sentido contrario de los músculos de la espalda del trabajador lo que produce, una vez acostumbrado a esta sensación, un fortalecimiento de la musculatura lumbar.
    • Le debe permitir un posicionamiento recto de la espalda.
    • Hay que evitar “dejarse caer” sobre la silla ya que aumentamos el riesgos de lesiones lumbares.

Colocación del ordenador

Se debe valorar la importancia relativa que tienen las diferentes tareas a realizar (trabajar con el ordenador, atender visitas, manejar papeles o estudiar información sobre documentos, etc.).

Distribuya los elementos de trabajo de manera que las tareas más frecuentes se realicen en las posturas más cómodas.

  • Si su trabajo es esencialmente informático, el ordenador debe ocupar la posición principal, es decir, en la mesa de trabajo y frente a UD.
  • Si su trabajo implica varias tareas (ordenador + manejo de documentación + visitas) puede colocar el ordenador a un lado, pero asegurándose de que es posible manejarlo sin giros del tronco o del cuello. Se desplazará con la silla móvil de un sitio a otro.
  • El ordenador debe colocarse en función de la posición que le resulte más cómoda para desarrollar su trabajo con eficacia.

Pantalla

  • Sitúa la pantalla en frente de ti, evitando giros del cuello (ángulo de giro inferior a 35º).
  • Retrasa la pantalla todo lo que puedas, así minimizarás los efectos de la radiación lumínica. La distancia mínima entre los ojos y la pantalla debe ser de 55 cm .
  • El borde superior de la pantalla debe quedar a la altura de los ojos o algo por debajo.
  • A veces se apoya el monitor encima de la CPU , quedando el ordenador esté demasiado alto, esto produce lesiones o molestias en el cuello al mirar por encima de la horizontal.
  • Si la pantalla está demasiado baja y le obliga a doblar el cuello hacia abajo, coloca un soporte para subir el nivel de dicha pantalla.
  • Si debes introducir muchos datos en el ordenador, utiliza un atril o un soporte de documentos, así evitarás giros y flexiones del cuello. Usar el atril es una práctica recomendable también para leer documentos o estudiar.
  • Si delante del ordenador sufres reflejos en la pantalla procedentes de otras fuentes de luz, trata de corregir estas anomalías mediante persianas, pantallas difusoras en los puntos de luz del techo, o medidas similares, si no, adoptarás posturas forzadas para evitarlas, lo cual es contraproducente y a largo plazo le provocarán molestias en la espalda o en el cuello.

Teclado

  • No coloques el teclado en el borde de la mesa. Así no podrás apoyar las muñecas y sufrirás cansancio muscular y otras posibles patologías. Entre el teclado y el borde de la mesa debe quedar un espacio de al menos 10 cm , pero se recomienda poder apoyar todo el antebrazo.
  • Si su teclado es demasiado alto, coloque una almohadilla de apoyo para mejorar la posición de las muñecas.

Ratón

  • Si es zurdo, coloque el ratón a la izquierda y cambie el accionamiento de los botones en el menú de configuración de su ordenador.

Mesa

  • Una mesa excesivamente pequeña impide encontrar espacio suficiente para colocar el ordenador y realizar las tareas de forma adecuada. Generalmente impide seguir los criterios de colocación anteriormente dichos y genera numerosos riesgos ergonómicos.

Colocación de los accesorios

  • Procure reservar las zonas más accesibles de la mesa para colocar el ordenador y el atril, o para dejar espacio libre para trabajar.
  • Los elementos accesorios (teléfono, fax, impresoras, bandeja para documentos, etc.) deben colocarse en la zona de cajones y en las partes que no resultan útiles para trabajar.
  • Evite que se acumulen demasiados papeles sobre la mesa, ya que le restarán espacio para trabajar con comodidad. Encima de la mesa sólo deben estar los documentos con los que esté trabajando en cada momento. Para guardar papeles que no utilice debe usar las estanterías, armarios o archivadores. Pierda unos minutos en ordenar su mesa antes de acabar la jornada de trabajo.
PRINCIPALES RIESGOS ASOCIADOS A UN PUESTO DE PVD
  • Trastornos musculoesqueléticos. Carga física.
  • Fatiga mental.
  • Problemas visuales.

 

TRASTORNOS MUSCULOESQUELÉTICOS. CARGA FÍSICA

Los problemas musculoesqueléticos que aquejan a los usuarios de equipos con pantalla de visualización suelen estar asociados, entre otras cosas:

  • La adopción de malas posturas.
  • Al mantenimiento de posturas estáticas prolongadas.
  • Los movimientos repetitivos debidos al manejo habitual e intensivo del teclado y el “ratón”.
  • Al levantamiento ocasional de pesos o cargas.

1. Adopción de malas posturas debidas:

  • A la forma de sentarse (falta de apoyo en la espalda, posturas con la espalda muy flexionada).
  • Posición de la cabeza-cuello (flexión o torsión del cuello al escribir o mirar la pantalla, respectivamente).
  • Posición de los brazos y muñecas mientras se teclea (brazos sin apoyo, falta de sitio para apoyar las muñecas, desviación cubital de las manos al teclear).

Se generan tendinitis, lumbalgias, tortícolis y otras dolencias de tipo muscular.

Medidas preventivas:

  • Adoptar posturas correctas que eviten estas malas prácticas.
  • Mantener un buen tono físico general, realizando un ejercicio físico moderado. La natación es un ejercicio muy recomendado para espalda y otras articulaciones.
  • Garantizar los requisitos ergonómicos del puesto de trabajo.
  • Una correcta de organización del trabajo.
  • Información y formación a los trabajadores sobre riesgos y sus medidas preventivas.

 

2. Mantenimiento de posturas estáticas prolongadas:

La conjunción de malas posturas o posturas mantenidas durante periodos de tiempo prolongados, determina la existencia de esfuerzos musculares estáticos.

  • Pequeñas contracciones de diferentes grupos musculares, fundamentalmente de la espalda, cuello y hombros, contracciones que se mantienen de forma prolongada a lo largo de la jornada de trabajo.
  • Aunque su nivel es lo suficientemente bajo para que los usuarios no los perciban, este tipo de pequeños esfuerzos es suficiente para provocar fatiga y dolores musculares, sobre todo en aquellas personas que llevan una vida sedentaria con poco ejercicio.
    • Sobrecarga en la zona lumbar de la espalda.
    • Problemas de tipo circulatorio (entumecimiento de las piernas), debido a la presión del asiento en los muslos y corvas y a la poca movilidad de las piernas.

Medidas preventivas:

  • Variar las tareas para evitar estar en la misma posición durante mucho tiempo.
  • Garantizar los requisitos ergonómicos del puesto de trabajo.
  • Una correcta de organización del trabajo.
  • Información y formación a los trabajadores sobre riesgos y sus medidas preventivas.

 

3. Movimientos repetitivos:

La realización de movimientos repetitivos de una determinada actividad física acaba generando, a largo plazo, lesiones en músculos y articulaciones. En el caso concreto de puestos de PVD, estos trastornos se centran en dedos de manos y muñecas, debido al uso continuo del ratón y del teclado. Se generan trastornos como artritis, artrosis, síndrome del túnel carpiano y similares.

Medidas preventivas:

  • Garantizar los requisitos ergonómicos del puesto de trabajo.
  • Una correcta de organización del trabajo.
  • Información y formación a los trabajadores sobre riesgos y sus medidas preventivas.

4. Levantamiento manual de cargas:

Una manipulación inadecuada puede producir lesiones, ya sean puntuales o acumulativas.

  • Lumbalgias
  • Hernias
  • Desgarramientos
  • Ciática
  • Lesiones de vértebras
  • Golpes en diversas partes del cuerpo
  • Aplastamiento por caída del peso a los pies.

Medidas preventivas:

Para reducir la posibilidad de lesionar la espalda, debemos aplicar las siguientes normas de seguridad:

  • Procurar no exceder los 25Kg.
  • No levantar más que la carga que admita la capacidad de cada individuo.
  • Seguir una correcta técnica de levantamiento de peso.
  • Información y formación a los trabajadores sobre riesgos y sus medidas preventivas.

Sigue estas instrucciones a la hora de levantar un peso:

  1. Abrir las piernas ligeramente y colocar los pies rodeando la carga a levantar.
  2. Flexionar las piernas y mantener la espalda derecha, no necesariamente vertical.
  3. Mantener la barbilla cerca del cuerpo. No estirar el cuello.
  4. Utilizar las palmas de las manos para agarrar fuertemente la carga procurando seguir el contorno de la carga.
  5. Situar los codos pegados al cuerpo y efectuar el levantamiento con la fuerza de la musculatura de los muslos, nunca con los de la espalda.
  6. Realiza un esfuerzo continuo sin pegar tirones.
  7. Acercar el cuerpo a la carga para centralizar el peso.

 

FATIGA MENTAL

El trabajo en oficinas exige atender a gran cantidad de informaciones y elaborar rápidamente una determinada respuesta. Por este motivo se van a producir situaciones que requieren una elevada carga mental.

Existen una gran cantidad de factores, que pueden actuar independientemente o de forma conjunta, que aumentan la fatiga mental del trabajador, factores entre los que destacan:

  • Elevadas necesidades intelectuales para la realización de un trabajo.
  • Ritmos de trabajo y contenidos de la tarea no adecuados a la formación de los trabajadores.
  • Monotonía o repetitividad en las tareas.
  • Tipo de supervisión del trabajo que se realiza por parte de los superiores.
  • Percepción de la valoración del trabajo por otros trabajadores de la organización.
  • Niveles de autonomía en el trabajo.
  • Satisfacción con el sueldo.
  • Seguridad del empleo, etc.

Las recomendaciones del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo en este sentido están orientadas a evitar las siguientes situaciones:

  • Situaciones de sobrecarga o subcarga de trabajo.
  • La repetitividad que pueda provocar monotonía e insatisfacción.
  • La presión indebida de tiempos.
  • Las situaciones de aislamiento que impidan el contacto social en el lugar de trabajo.

Medidas preventivas:

Para este caso concreto la mayoría de acciones preventivas deben enfocarse desde la perspectiva de un buena organización del trabajo:

  • Adecuar el puesto de trabajo a las necesidades intelectuales del trabajador.
  • Ritmos de trabajo y contenidos de la tarea adecuados.
  • Evitar la monotonía y repetitividad en las tareas.
  • Implicar al trabajador en la tarea que realiza.
  • Reconocimiento del trabajo.
  • Proporcionar niveles de autonomía en el trabajo.
  • Sueldo justo.
  • Seguridad del empleo.
  • Información y formación a los trabajadores.

 

FATIGA VISUAL

Se puede experimentar como ojos llorosos, ojos secos, visión borrosa, doble visión, ardor y otras sensaciones dependiendo de la persona.

La Asociación Americana de Optómetras creó el nombre de Síndrome de visión de computador para los problemas de los pacientes que pasan mucho tiempo frente a un puesto de PVD.

Estos síntomas podrían incluir cualquiera o todos de los siguientes:

  • Miopía temporal, o sea la incapacidad para enfocar claramente objetos distantes durante unos cuantos minutos y hasta unas cuantas horas después de usar el ordenador.
  • Tensión o fatiga ocular, o sea una pesadez o fatiga dolorosa de los párpados o la frente.
  • Visión borrosa de objetos cercanos o lejanos, y en ocasiones doble visión o imágenes superpuestas
  • Ojos resecos, irritados o acuosos.
  • Sensibilidad incrementada a la luz
  • Dolores de cabeza, de cuello, de espalda, espasmos musculares por mantener el cuerpo en posiciones extrañas para mantener un ángulo correcto entre los ojos y la pantalla.

Los principales factores que provocan los síntomas anteriormente descritos son:

  • El brillo de la pantalla (diferencia entre lo que se mira y su más inmediato entorno).
  • Cantidad de luz emitida.
  • La distancia entre los ojos y la pantalla o documento.
  • La facilidad de lectura de la pantalla o documento.
  • El tiempo de exposición a la fuente luminosa.
  • La duración y frecuencia de pausas y descansos.
  • Así como diferencias y características personales.

Tenga cuidado con el resplandor directo, es decir una fuente de luz que cae directamente sobre sus ojos.

El resplandor reflejado por las pantallas causa fatiga visual. Pero el efecto más peligroso podría ser que esto obligue a tomar a la persona una mala postura para poder ver bien.

La causa más olvidada de fatiga visual en las oficinas es el contraste, usualmente una pantalla oscura rodeada por un color de fondo claro. La mejor solución es oscurecer el área alrededor de la pantalla.

Los ojos se fatigan más por mirar muy de cerca que por mirar de lejos. La distancia correcta para monitores y documentos, depende completamente de la distancia a la que el trabajador lee bien la pantalla. La regla general es mantener el material de lectura tan lejos como sea posible, con tal de que se pueda leer fácilmente.

Medidas preventivas:

  • Utilizar filtros de alta calidad, ya que puede minimizar el brillo, incrementar el contraste y reducir el parpadeo de la pantalla.
  • Es buena idea seguir la regla 20/20, cada 20 minutos, mire a una distancia de 20 pies durante 20 segundos.
  • Establecer pausas de unos 10 minutos por cada 90 minutos de trabajo con la pantalla.
  • Utilizar colirios sin medicina.
  • Relajar los ojos de vez en cuando mientras trabajamos.
  • Parpadear a menudo y mirar a lo lejos.
  • Cerrar los ojos y girar el globo ocular hacia el techo. Mantener está posición durante dos respiraciones. Después repetir el proceso mirando al suelo. Hacer lo mismo girando la vista hacia la derecha y luego hacia la izquierda. Luego abrir los ojos y relajarlos unos segundos. Cerrarlos de nuevo y describir con el globo ocular un círculo en el sentido de las agujas del reloj y viceversa.
  • Contraer los músculos del rostro en un gesto – conservar la posición tres segundos- y luego relajarse. Se podrá comprobar que la visión es más nítida y más vivos los ojos.

 

RESUMEN DE LAS MEDIDAS PREVENTIVAS

A parte de las medidas preventivas descritas al citar los riesgos a asociados a puestos de PVD, se pueden seguir estas directrices generales a adoptar:

  1. Medidas dirigidas a garantizar que todos los elementos del puesto satisfagan los requisitos ergonómicos. Por ejemplo, utilización de pantallas de buena calidad, sistemas de iluminación que no produzcan reflejos ni deslumbramientos, programas informáticos de fácil manejo.
  2. Medidas dirigidas a garantizar formas correctas de organización del trabajo. Por ejemplo, la posibilidad de realizar pequeñas pausas periódicas para prevenir la fatiga y respetar el propio ritmo de trabajo sin apremios excesivos de tiempo.
  3. Medidas dirigidas a proporcionar una información y formación adecuadas a los usuarios de equipos con pantallas de visualización. Por ejemplo, facilitar la información necesaria para saber utilizar correctamente el equipo de trabajo y proporcionar una formación básica sobre los tipos de riesgo existentes y la forma de prevenirlos.